Diversificando con otros productos (I): Fondos de inversión

Hoy traigo a colación un artículo que creo puede ser de interés y, además, puede darnos un motivo de reflexión dentro de la estrategia que estamos ejecutando. Y no es otro que el conocimiento de otras formas de invertir diferentes a hacerlo directamente en acciones y que sean compatibles con nuestra estrategia de crear un buen patrimonio a largo plazo.

basics

Quiero dividirlo en varias entradas para no hacerlo demasiado denso y me gustaría tratar, en ellas, de los Fondos de Inversión y de los ETFs principalmente, aunque hay otras muchas formas (inmuebles, oro, etc). Empezaremos por los Fondos porque me parece, siendo consecuente ya que yo llevo dos de ellos, hablar de lo que conozco de primerísima mano.

¿Qué son?

Hay mucha información en Internet sobre el tema así que me dedicaré a dar unas pinceladas que creo que fundamentales para que queden recogidas en el blog y poder ser objeto de consulta tantas veces nos haga falta.

Los fondos de inversión son patrimonios sin forma jurídica pertenecientes a una pluralidad de inversores particulares y otras Instituciones de Inversión Colectiva, denominados partícipes, que invierten en todo tipo de activos financieros (acciones, obligaciones, divisas, materias primas, etc.) o activos no financieros (inmuebles, obras de arte, etc.).

Como ocurre con las acciones, es importante remarcar que, en general y en casi todos los casos el capital no está garantizado, por lo que tiene un claro riesgo intrínseco que es necesario conocer.

 

¿De qué tipos existen?

Como se ve, hay muchos tipos de fondos de inversión pero para nuestros propósitos los vamos a clasificar según dos criterios según se ve en el diagrama adjunto:

clasificacion

Según la distribución de dividendos, los hay de acumulación (esto es, no reparten ni reembolsan nada al inversor, reinvierte directamente en el propio fondo) o de distribución (en los que si reparten, generalmente unas 4 veces al año, aunque esto varía de un fondo a otro). Éste tipo es el más parecido a lo que estamos acostumbrado al invertir en acciones, aunque hacen perder parte del encanto de los fondos que es su fiscalidad como veremos luego.

También es importante la clasificación según la naturaleza del activo en el que invierta ya que esto es lo que hará que la diversificación de nuestra cartera sea mayor. De todos los existentes, los más notables para nuestros propósitos (sin desdeñar los otros, ya depende de cada necesidad) son los que invierten en renta fija (depósitos, bonos, etc), renta variable (principalmente acciones) y mixtos (mezcla de ambos, con % que varían de fondo a fondo).

Quisiera hacer hincapié en que hay fondos que invierten en casi cualquier parte del mundo (Asia, mercado japonés, Australia, mercados frontera, mercados emergentes, África, etc, etc) y creo que es dónde, a mi humilde entender, tienen su fuerte. Para nuestra estrategia pueden venir muy bien ya que, en general, invertir en esos mercados tan exóticos de forma directa sería poco menos que inviable. De esta forma no nos perdemos partes del mundo que, en un momento dado, pueden tener mucho potencial.

 

¿Qué ventajas presenta invertir en fondos?

Pues como ventajas voy a destacar algunas que creo que son importantes:

–       Fiscalidad: es quizás uno de sus puntos fuertes ya que, siempre que hablemos de fondos de acumulación (los más numerosos), sólo hay que pasar por caja de Hacienda cuando se liquida o se reembolsa parte o todo el fondo. Mientras las plusvalías no hay que declararlas ni, tampoco, cuando traspasamos el capital de un fondo a otro diferente. Así podemos aprovechar y traspasar el dinero de un fondo al que ya no le vemos mucho potencial a otro diferente sin tributar.

En los fondos de distribución, mucho ojo, porque el dinero reembolsado o la renta distribuida tributa, actualmente, como los dividendos de las acciones, con la salvedad de que los primeros 1.500 € no están exentos.

 

–       Gestión profesional: transferimos la necesidad de estudiar el mercado o los activos dónde vamos a invertir a un grupo de profesionales que se dedican a esto. Un ejemplo claro es Bestinver, que lleva haciéndolo bastante bien durante muchos años.

 

–       Seguridad: en principio es un producto seguro (no hablamos aquí de seguridad de rentabilidades, sino del producto en sí) porque está supervisado por la CNMV y porque, desde el 2001, hay un Fondo de Garantías de Inversores, equivalente en cierta forma el existente con los depósitos, que se nutre de las aportaciones que realizan las entidades adheridas.

 

–       Liquidez

 

–       Diversidad de inversiones (como ya hemos visto: por geografía, tipo de activos, etc, muy complicado de alcanzar invirtiendo directamente en los mismos).

 

–       Posibilidad de hacer aportaciones pequeñas. Muchos fondos piden una primera aportación de 1.000 € pero luego se pueden hacer aportaciones pequeñas (150 €) con comisiones mucho más competitivas que si lo hiciésemos con acciones.

 

–       Costes reducidos en la mayoría de los casos (os recomiendo que le echéis un vistazo para ello a los términos TER  y Costes totales para comparar unos fondos con otros en términos de costes).

 

 

 

¿Y qué desventajas presentan?

Como todo en la vida, aquí tampoco todo es negro o blanco. Los fondos presentan algunas desventajas, siendo las más destacables:

–       La suscripción, aportaciones y reembolsos no son tan rápidas como ocurre en las compra/venta de acciones. Algunos fondos pueden tardar entre 3 ó 4 días en reflejar estos movimientos.

 

–       O no dan renta o si la dan (distribución) tienen una fiscalidad algo peor que en el caso de los dividendo de las acciones (primeros 1.500 € no exentos).

 

–       Hay que asegurarse de que el gestor sea bueno, de calidad y responsable.

 

No quiero expandirme mucho más en el tema de definición de fondos porque, como comento, hay mucha materia al respecto; os dejo un enlace muy interesante de la propia CNMV para que ampliéis información.

https://www.cnmv.es/TutorialFondos/tema1/cap0/acces/pag0.html

 

Mi caso concreto

Para ilustrar todo lo que os he comentado anteriormente os voy a describir un poco mi caso concreto. Como he comentado en alguna ocasión me he centrado en la inversión directa en acciones localizándolas en España y en Estados Unidos; en el primer caso es claro (ventajas fiscales, conocimiento de empresas, etc) y en caso de Estados Unidos por la calidad de sus empresas así como por el trato al accionista.

De esta forma me estaría perdiendo, entre otros, el resto del mercado europeo y sus grandes empresas (alemanas, británicas, etc). No me interesa comprar acciones directamente tanto por comisiones como por la relativamente dificultad que entraña recuperar parte de los dividendos retenidos en origen. Por esta razón he entrado en este mercado a través de un fondo.

Además quiero completar mi inversión en renta fija ahora que los depósitos tienen una rentabilidad tan baja.

 

En mi caso, insisto, actuo de la siguiente forma:

a)    Detecto que necesidades tengo en mi cartera. En este caso veía que no tenía cubierto el importante mercado europeo, así como la conveniencia de completar mi inversión en renta fija más allá de los depósitos. En un futuro no descarto introducirme en mercados emergentes o en un país concreto, aunque por ahora mi cartera es demasiado pequeña para planteármelo siquiera.

 b)    Decido que % de mi cartera estará invertida en fondos de inversión. He llegado a la determinación de que los fondos de inversión no van a ocupar más del 20% de mi cartera de renta variable.

c)     Estudio en qué moneda quiero invertir (si se quiere correr menos riesgos, logicamente hemos de elegir el euro o divisa cubierta)

 d)    Elegir el fondo de cada categoría. Para ello me gusta estudiar varios aspectos:

 –       Me fijo en la gestora que tenga prestigio y que lo haya hecho históricamente bien.

–       También me gusta ver qué rentabilidad ha tenido en los últimos 3 -5 años, aunque ya se sabe que rentabilidades pasadas no aseguran rentabilidades futuras.

–       Le doy importancia a la puntuación que le da morningstar (su página de fondos es muy buena).

–       Leo detenidamente la ficha de información para ver cuáles son las mayores posiciones del fondo, así como su distribución por países.

–       Por supuesto, dentro de fondos parecidos en todo lo demás, atiendo mucho a sus comisiones, eligiendo la más baja posible.

 

Con todo lo anterior, y a día de hoy, tengo dos fondos de inversión y quiero ampliar a un tercero. Lo que tengo son:

 M&G EUROPEAN STRATEGIC VALUE A € (GB00B28XT522), que es un fondo puro de renta variable europea, cubriendo una clara necesidad en mi cartera.

M&G OPTIMAL INCOME A-H GRS ACC (GB00B1VMCY93), que es un fondo mixto, con mucho importancia en la parte de renta fija, flexible y que puede invertir una parte en acciones.

 Po ahora y a día de hoy, muy contento con ambos, dandome una rentabilidad latente de más del 20% el primero y de cerca del 5% el segundo.

Para completar mi cartera me gustaría adquirir otro fondo, bien mixto global o de renta variable global, aunque no lo tengo decidido hoy en día. Con estos tres iría servido y daría un buen complemento a mi cartera.

 

Dicho todo esto, ¿cómo veis la inversión a través de fondos? ¿teneis alguno en vuestra cartera? ¿lo considerais interesantes?

 

 

13 pensamientos en “Diversificando con otros productos (I): Fondos de inversión

  1. Jose Luis

    Gracias por compartir tus conocimientos con nosotros. Llevo un tiempo empezando a mirar para diversificar y me vienen muy bien tus consejos.

    Responder
    1. ClassicCo Autor

      Muy buenas José Luis:

      No hay por qué darlas. Y ojo, que no son consejos, sino más bien información y experiencias y como tal hay que tomarlo.

      Suerte en la diversificación porque sí que creo que es fundamental, y gracias por comentar.

      Responder
  2. Mahoney

    Pues bien conoces los que llevo..jeje..muy buena información introductoria al mundo de los fondos.

    Creo que son un instrumento que tienen como desventaja la “agilidad” para aprovechar cambios de tendencia en el mercado, pero esa es una ventaja en mi caso que soy de los que tengo poca paciencia con las acciones. Me complementan perfectamente con la cartera de valores.

    Saludetes.

    Responder
    1. ClassicCo Autor

      Muy buenas Mahoney:

      Estoy contigo con que son un buen complemento para la cartera de acciones ya que te permite, entre otras cosas, llegar a sitios dónde sería complicado hacerlo directamente. Además su fiscalidad es bastante buena en comparación con otros productos.

      Yo llevo sólo dos fondos y como sabes ya estoy en busca de un tercero global y, probablemente, pararé ahí a no ser que vea alguna oportunidad clara en emergentes.

      Un saludo y gracias, que se que de este mundo sabes mucho 😉

      Responder
  3. mahoney

    Nah, aficionaíllo ..es un mundo esto de los fondos..complicado pero muy interesante, lo bueno es que hay sitios como unience o el foro de rankia donde mucha gente comparte información muy util y desinteresadamente sobre ellos.

    Al igual que tú.

    Menos mal que sitios como este o los mencionados ahí arriba ayudan a los “aficionaos” a no dejarse embaucar por las recomendaciones interesadas de los trileros analistos..

    Responder
    1. ClassicCo Autor

      Hola Mahoney:

      La verdad es que sí, que es mundillo muy interesante y con más posibilidades de las que nos podemos pensar en un principio. Como dije doy prioridad a las acciones, pero es un medio de inversión, con la precaución que siempre tenemos que tener, muy válido.

      Un saludo y gracias, aunque yo no dejo de ser otro aficionado ¿eh? 😉

      Responder
  4. JAVIER T.

    Yo tengo 2 carteras, una de acciones, 9 y todas españolas y una conservadora de fondos, 7 que aglutina en fondo de reserva (monetarios, RF y retorno absoluto) y varios fondos que complementan mi cartera de acciones (mixtos y RV global). Dentro de unos años me quedaré con 3 o 4 de distribución y junto con la cartera de acciones a vivir de los dividendos je je je.
    Un saludo.

    Responder
    1. ClassicCo Autor

      Buenos días Javier:

      Pues es muy interesante tu cartera y la veo de una lógica aplastante. Incluso el futuro paso a fondos de distribución, cosa que yo también he pensado.

      Seguro que te da muchas alegrias y espero que la vayas compartiendo con nosotros.

      Un abrazo.

      P.D. Los fondos de renta fija ahora están un poco de capa caída, pero seguro que volverán a remontar a poco que dejemos esta crisis detrás…

      Responder
  5. Jcj

    Hola ClassicCo,

    Buena entrada! Parece que hemos pensado lo mismo ultimamente!

    Yo para cubrir el mercado europeo entre en el ETF IDVY justo hace unos dias, tambien me gustaria entrar en algun ETF global y algun small/midcap (a ver si cubres estos aspectos en tu proxima entrada sobre ETFs, seguro que sera muy interesante!!)

    Fondos de momento solo el de renta fija en ing, pero siempre es interesante tenerlos como alternativa para aprovechar futuros cambios de tendencia!

    Saludos y felicidades por el blog!!

    Responder
    1. ClassicCo Autor

      Gracias Jcj:

      Veo que llevamos semejantes visiones y número de elementos de inversión para complementar la cartera. En los próximos días como bien dices a ver si vemos un poco los ETF que creo que pueden ser un buen vehículo complementario a las acciones.

      Los fondos de ING la verdad es que no los he visto, son demasiado “rígidos” para mi gusto, aunque sus comisiones son muy competitivas.

      Un saludo y gracias!

      Responder
  6. Monri

    Interesanet contrapunto el que das con este artículo!!

    Quizá soy “extremo” en el sentido de que no me planteo en absoluto fondos mixtos o de renta variable, ya que considero los fondos como un apoyo a la renta fija. Mi límite es más estricto (5%, aunque actualmente lo tengo en un 3%), y busco un contrapunto. Me explico:

    -En renta variable tengo inversión directa en dos países, y planteo otros dos en cuanto “cubra” la exención de dividendos.
    -En renta fija tengo un combinado de depósitos (Reserva a largo plazo), liquidez (reserva de uso corriente) y cuentas remuneradas (reserva a medio plazo). Con los fondos busco diversificar en RF corporativa, cédulas hipotecarias y RF gubernamental: son activos relativamente seguros (algunos más, otros menos) y que son muy engorrosos de tener por inversión directa, por mínimos o por comisiones.

    En mi caso llevo dos fondos: el naranja RF de ING y uno de DWS centrado en R.F Corporativa. Cuando me venzan depósitos me planteo un trasvase a dos fondos que sigo, uno de bonos estatales y otro de cédulas hipotecarias. Las rentabilidades que llevo son del 5% y 3% TAE, que no son espectaculares, pero para RF no están nada mal.

    Saludos!

    Responder
    1. ClassicCo Autor

      EStimado Monri:

      Es la otra forma de ver los fondos, sólo como un complemento a la renta fija y para la variable, está la inversión directa. En mi caso, al no cubrir acciones europeas es lo que me ha hecho dar este paso y limitar mi número de empresas para poder gestionar mi cartera de forma más eficaz.

      Veremos cómo se da.

      Rentabilidades del 5% y 3% en renta fija son bastante atractivas en estos momentos, así que creo que estás haciendo buen uso de esta herramienta.

      Un saludo y gracias por compartir tu forma de proceder.

      Responder
  7. Roberto Montesino

    Veo que hay mucho interés por el tema de los fondos de inversión y ganar dinero a partir de nuestras estrategias. Actualmente me encuentro en pleno proceso de formación para tratar de invertir mi dinero de la mejor manera. Aquí he encontrado una serie de libros de inversión que me están sirviendo bastante, espero que a vuestros lectores también os pueda ayudar. Un saludo y gracias por la información

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.