Diferencias (y algún paralelismo) con el mundo de las apuestas

Estoy en compás de espera aguardando algún punto de entrada en empresas que tengo en mente. Así que, a falta de que siga analizando empresas (asunto en el que ya os adelanto que estoy inmerso) tengo el blog un poco parado ya que no me gusta escribir si no tengo algo interesante que contar y que, en cierta forma, pueda aportar a lo que ya sabemos.

Hoy voy a tratar un tema que llevaba un tiempo queriendo poner en relieve, aunque estoy seguro que a muchos de vosotros nos os dirá mucho; sin embargo seguro que, con un poco de fortuna por mi parte, os entretiene. Este aspecto es una pequeña comparación, muy subjetiva, de dos mundos que, a priori, tienen poco o nada que ver: el mundo de la bolsa (siempre visto desde el largo plazo, que es lo que mejor conozco) y el de las apuestas deportivas.

futbol_dic2013

Comenzaré diciendo que me encanta el fútbol ya que, además de un espectador que disfruta viendo partidos, lo practico con cierta asiduidad. Siempre me ha gustado echar alguna que otra quiniela (muy pocas, veía que era tirar el dinero) sobre todo por echarle más interés a los partidos pero como os comento, mis gastos en este aspecto rara vez superaban los 5 € mensuales. Sin embargo sí que me abrí cuenta en una casa de apuestas muy conocida coincidiendo con el mundial y, aunque no mucho, sí me gusta apostar a algunos partidos de las ligas que me gustan y casi siempre que pueda ver el mencionado partido.

De esta forma allá por verano de 2014 metí  50 € para probar y siempre con el objetivo de no perder más de ese dinero. Pues bien, hasta diciembre de 2014 pude retirar limpios unos 150 € y por temas de estudios y demás lo dejé hasta hace un mes. Con pocas apuestas, muy estudiadas y siempre con afán de diversión llevo hasta el día de hoy otros 45 € de beneficio que espero sacar en breve, dejando siempre los 50 € iniciales. Por completar comentar que todo ese beneficio ha ido directamente a la cuenta de liquidez para invertir en bolsa.

 

Una vez establecido los antecedentes y teniendo en cuenta que llevo relativamente poco tiempo en ambos, he encontrado ciertos paralelismos entre apostar “con cabeza” e invertir en bolsa. Lógicamente salvando las distancias, que pondré también en relieve a posteriori. Eso sí, estos paralelismos sólo son válidos si las apuestas se hacen con método, rigor  y nada de dejarse llevar por corazonadas (difícil, ¿verdad?) ni por afán de ganar dinero rápido.

Estos puntos coincidentes son, insisto que desde mi subjetivo punto de vista, los siguientes:

–          Establecimiento de una estrategia. Este punto es fundamental ya que sin él de nada sirve cualquier esfuerzo que hagamos. Hay que marcar unas directrices de actuación e intentar no salirse de ellas, siempre con cierta flexibilidad pero con todo el rigor del que seamos capaces.

Mi estrategia de inversión ya la conocéis: invertir en empresas fuertes y sólidas que tenga analizadas, con potencial de futuro, en sectores que sean importantes tanto para el hoy como para el mañana, con un buen trato al accionista y con unos fundamentales lo suficientemente sólidos como para invertir en ellas. Todo ello aderezado con un intento de comprar lo más barato posible.

En las apuestas también tengo mi propia estrategia que me está dando frutos por el momento:

  • Apostar en mercados que conozca, al menos medianamente bien. Como digo me encanta ver fútbol y siempre que puedo y no tengo algo mejor que hacer aprovecho este hobby que tengo. Por ello sólo apuesto en mercados de Europa Occidental (el límite lo marca, por el este, la liga checa sub-21), y siempre con especial hincapié en las española e inglesa.
  • Hacer muy pocas apuestas a la semana, sobre todo el fin de semana que es cuando tengo algo de tiempo.
  • Estudiar los partidos. Toda información válida es importante (estadísticas, momentos de juego, sancionados, etc).
  • Apostar sólo en mercados 1X2 y algo de “under”, esto es, sólo a si gana uno, otro o empatan y en partidos donde preveo que haya pocos goles. Nada de corners, tarjetas y otros mercados que me parecen más fruto del azar que otra cosa, aunque esto es una apreciación muy personal y hay personas que los analiza muy bien.
  • Utilizar los stakes, esto es, de forma reducida, exponer la apuesta según la seguridad del resultado final de la misma.
  • Por supuesto, jugar con los 50 € iniciales, de forma que cuando paso de esos 50 € en el bank, saco las ganancias. De esta forma ya nunca voy a perder dinero aquí (los 150 + 45 € sacados ya son ganancias limpias) porque cuando pierda los 50 € dejaría de apostar.
  • Y, muy importante, hacerlo siempre por diversión (aprovechando esas pequeñas apuestas para darle aún más interés a un partido) y dejando un poco de lado el aspecto económico.

Se que el día que me salte algún aspecto de mi estrategia, será el día en que deje el tema aparcado, contando con la ventaja de que ya, pase lo que pase, no perderé dinero, capital inicial.

 

–          Tener en mente un objetivo claro. E ir intercalando objetivos intermedios. En bolsa puede ser una rentabilidad, un YOC o, más común, intentar tener un % de tus gastos cubiertos con objetivos de tener una renta periódica el día de mañana que mejore tu futuro.

En el caso de apostar, creo que el objetivo más claro puede ser intentar llegar a un % de rentabilidad (en este caso creo que se llama YIELD). Está claro que el establecimiento de un objetivo te ayuda a no desviarte demasiado del camino a seguir.

 

–          Analizar periódicamente los resultados. Esto, que en bolsa es obvio, también se puede hacer (es más, es muy sano) en el mundo de las apuestas. Así puedes conocer con mayor exactitud si un mercado del que creías saber bastante no es así, o bien de una liga que parecía más fácil a priori pero cuya predicción de resultados son más complejos de lo que se pensaba a priori.

 

–          Estudiar concienzudamente la inversión / apuesta a seguir. Lo mismo que en bolsa intentamos estudiar una empresa desde todos los puntos de vista posibles, podemos aplicarlo a un partido de fútbol. Se pueden estudiar, como hemos visto anteriormente, las estadísticas, los H2H, cómo es de local o visitante, si marca muchos goles, si tiene lesionados y sancionados… todo ello con el fin de minimizar los riesgos y tener más margen de seguridad en la apuesta. Lo contrario, invertir “sin cabeza” suele traer consecuencias desastrosas.

 

–          No dejarse llegar por el ruido del mercado. En la bolsa es muy obvio porque continuamente estamos inundados por noticias sobre macroeconomía, perspectivas y, sobre todo, previsiones por analistas y otros compañeros, a veces seguramente con la mejor intención. Esto puede hacer que te desvies de la estrategia marcada y las consecuencias tampoco suelen ser buenas.

 

En el tema de las apuestas ocurre algo parecido. Lo mejor es que estudies tus propias apuestas (o picks) y no escuches cantos de sirenas de supuestos expertos o personas que váyase a saber si ni siquieran apuestan. Al igual que hay profesionales en bolsa que asesoran y te cobran por recomendaciones, también los hay en apuestas (los llamados tipster), que suelen ganar más dinero con lo que les pagas que con los que ganan ellos apostando directamente.

 

–          Y por supuesto, conocerse muy bien a uno mismo. Ello creo que es la gran base y no solo para estos dos temas que tratamos hoy, sino para todos en general. Un buen conocimiento de nuestro potencial, pero también de nuestras limitaciones hará que tengamos más probabilidades de éxito en cualquier faceta de la vida.

 

–          Se invierte y se apuesta un dinero que no necesitemos en el corto plazo. Este aspecto es sumamente importante y fundamental, más aún si se va a apostar. En ese caso lo mejor es meter muy poco dinero y parar cuando se pierda dicha cantidad (que dependerá de cada uno, en mi caso el límite está en 50 €). Se podría ver como una especie de “stop loss”.

 

 

Por supuesto hay grandes diferencias también que creo que es preciso remarcar. Entre ellas destacaría las siguientes:

–          Las apuestas tienen un mayor componente de azar que la inversión en términos generales. Ello se acentúa más en el caso de inversión en grandes empresas y esa distancia disminuye si se invierte en los llamados “chicharros”, en cuyo caso veo incluso más fiable una buena apuesta, bien tirada.

–          Para el largo plazo es muy difícil hacer predicciones en ambos casos, aunque es si cabe más complicado en el mundo de las apuestas. Aquí no disponemos de históricos de dividendos que sí tenemos en bolsa (con una fiabilidad importante, sobre todo en el caso de grandes empresas y más si invertimos en “aristócratas del dividendo” en USA). Además hay muchos estudios sobre la rentabilidad de las inversiones en el largo plazo (por ejemplo hechos por BME en España). Esto, en el tema de las apuestas es muy difícil, por no decir imposible.

–          Generalmente en el tema de apuestas no hay comisiones de ningún tipo, o por lo menos no tan explicita; en la inversión en bolsa, dependiendo del bróker, habrá más o menos, pero son típicas las de compra y venta y también las hay por cobro de dividendo, custodia, etc.

–          El capital invertido o apostado es más volátil en el tema de las apuestas ya que, además, aquí no se puede hablar de pérdidas o ganancias latentes, estas se ejecutan muy rápido en una apuesta y no así en bolsa, hasta que no vendas.

–          La fiscalidad difiere. A grandes rasgos las ganancias o pérdidas de las apuestas se tratan como ganancias o pérdidas patrimoniales (como las de las acciones cuando vendes), aunque no es posible compensar la pérdidas con años sucesivos; la de los dividendos no tiene nada que ver y no existe en las apuestas.

–          Se requiere un gran control de las emociones y bastante sangre fría en ambas opciones, aunque es muchísimo más acentuado cuando apuestas. Además rara vez se es “hincha” de una empresa del Ibex, pero sí se suele ser de un equipo. Ello puede jugar malas pasadas si no eres capaz de apostar con la cabeza y hacerlo, en su lugar, con el corazón.

–          Con las apuestas siempre hay un riesgo, asociado a como sea la persona (de ahí que se fundamental conocerse a sí mismo) que lleva a cabo esta práctica, de caer en el peligroso mundo de la ludopatía. Nada que ver con la relativamente tranquila opción de invertir a largo plazo.

–          Siempre que haces una apuesta ello debería llevar asociada una componente lúdica, en el sentido de que una de las razones más sanas por la que se hace es por añadir diversión a un partido en concreto. Esta componente no existe en la inversión en bolsa o, por lo menos, no está tan clara. Lleva asociada una mayor componente económica.

 

Estos son sólo algunos apuntes. Por supuesto estamos hablando de dos cosas totalmente diferentes pero que comparten algunos rasgos que he querido, por pura inquietud, poner de relieve. Aunque estoy seguro, y para desgracia de todos, que para un gran porcentaje de la población española invertir equivale a ir a un casino, cuando ya sabemos que esto no  es así si se cumplen ciertas reglas.

 

Que nadie tome esta entrada como una recomendación para apostar, ni tan siquiera para invertir porque no es así, más bien debería ser al contrario. Es más, para apostar hay que tener mucha sangre fría, conocerse muy bien y marcarse unas directrices y unos límites muy claros (yo lo hice con 50 €) ya que si no se actúa adecuadamente puede suponer un problema grave en vez de ser algo divertido y puntual. Siempre he pensado que una persona apuesta de forma muy moderada para divertirse e invierte para ganar dinero.

9 pensamientos en “Diferencias (y algún paralelismo) con el mundo de las apuestas

  1. Eduard Capdevila

    Dices «Generalmente en el tema de apuestas no hay comisiones de ningún tipo»
    Seguro?
    Entonces porqué un under/over te lo pagan a 1.85 por lado? Payback -7.50%
    Villarreal – Barça de esta noche las cuotas son: (1 -> 5.00 X -> 4.33 2 -> 1.62): Payback -4.60%

    Responder
    1. ClassicCo Autor

      Muy buenas Eduard:

      Disculpa, pero no se que quieres decir con eso. Logicamente el 1 – X – 2 se pagan a diferentes cuotas, pero no entiendo que tiene que ver con las comisiones.

      Comisiones sería si te cobraran x céntimos o un % cada vez que hicieses una apuesta, cosa que no es lo normal.

      Saludos

      Responder
      1. Eduard Capdevila

        Las casas de apuestas no ofrecen cuotas justas si nos atendemos a la probabilidad.

        Me explico con un ejemplo:
        Barça – Madrid de baloncesto le damos un 50% a cada uno de ganar después de analizar todos los aspectos que afectan al partido. Probabilidad en manos, las cuotas para ambos equipos deberían ser 2.00 no? Es decir, que si apostaras 1€ y acertaras te devolvieran 2€.

        Qué hacen las casas? Reducen las cuotas ofrecidas. Por ejemplo, ofrecen 1.90 para Barça y 1.90 para Madrid.
        Por cada euro que se apuesta contra ellos ya ganan. Pues piensa que si yo le meto 100€ al Barça y tú 100€ al Madrid, ellos han ingresado 200€ y desembolsarán 190€ a uno de los dos.
        Resultado para ellos: +10€ pase lo que pase.
        Conforme va entrando dinero a las cuotas que ellos ofrecen, las van recalculando para tratar de equilibrar las entradas de dinero y así ganar.
        Es decir, si con 1.85 – 1.85 de repente ven que entra una cantidad importante a la cuota del Local lo que harán será reducir la cuota del local y augmentar la del Visitante para hacerla más atractiva y conseguir que antes del inicio del partido estén los volúmenes muy igualados.

        Saludos

        Responder
        1. ClassicCo Autor

          Muchísimas gracias por la explicación Eduard, eso no lo había visto como comisiones, pero tienes toda la razón. Eso es así y explica gran parte de las ganancias de las bookies, que serían las equivalentes a «nuestros» broker.

          No son las típicas comisiones al uso, pero en realidad es, si no una comisión, sí una «carga» al apostante.

          Muy agradecido Eduard, muy bien detallado y gran puntualización.

          Responder
  2. xisclet

    Me gusta esta entrada XD. Yo llevo muuuuchos años apostando, bueno, llevaba, porque desde que cambió la ley lo dejé totalmente.
    En las casas tradicionales de apuestas, la «comisión» que se lleva la casa y que perfectamente explica capdevila (por cierto, me suenas de algún foro de apuestas, ¿puede ser?) me parece exagerada y dificulta bastante el obtener ganancias.
    Siempre le he visto muchos paralelismos a las apuestas y la bolsa, pero en ningun momento quisiera que se interpretara que la bolsa es como un casino… y las apuestas (bien entendidas) tampoco es lo que mucha gente piensa. Sin erollarme, dejo un par de semejanzas más:
    -en las casas de intercambio de apuestas (tipo Betfair) se utilizan técnicas de trading igualitas a las de la bolsa (scalping incluído).
    -apostar con «value»: las buenas apuestas, al igual que las buenas compras, son las que tienen valor en la cuota, entendiendo valor como que estás apostando a una cuota infraponderada (que equivaldría a comprar una empresa infravalorada) Pongo un ejemplo exagerado: apostar a que el Barça gana al Sevilla a cuota 1.05 no es una buena apuesta aunque aciertes (no hay valor en la cuota); en cambio apostar ese mismo evento a una cuota 3.00 tiene un valor inmenso (aunque falles).
    Si interesa, podemos seguir XD…

    Responder
    1. Eduard Capdevila

      Efectivamente te sueno de algun foro muy conocido por los apostantes.
      Betfair sigue siendo el único sitio en el que se puede ganar de verdad haciendo «trading» o «scalping».
      En el resto, por el efecto de la comisión y las poco justas cuotas, es muy muy complicado ganar a largo plazo.

      Saludos

      Responder
    2. ClassicCo Autor

      Hola Xisclet:

      Totalmente de acuerdo en todo lo que dices Xisclet, excepto en lo del trading en Betfair, que desconocía.

      Remarcar en negrita que la bolsa no es un casino (las apuestas tampoco lo son, aunque insisto, no las equipareis nunca a la bolsa).

      Muy bien visto lo de las «apuestas value». En efecto, así es.

      Un abrazo y muy buen comentario.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.