Archivo por meses: abril 2016

El año en el que (prácticamente) no invertí.

Con menos tiempo del que quisiera (“tempora tempore tempera) escribo esta entrada a modo de anotación y como formulario para seguir poniendo en orden mis sentimientos como inversor. En esta ocasión voy a volcar mis esfuerzos en describir un poco lo especial que será este ejercicio, este año que parece será de transición y, visto desde un punto de vista meramente inversor, casi perdido. Pero solo en este sentido y remarcando el “casi”.

baldosas

A veces, hablo siempre de lo que muchas veces se aprecia desde fuera, los inversores en bolsa parece que estamos hecho de una pasta especial. Comentando el otro día con un amigo, parece como si en materia económica esto de invertir hubiese ayudado a deshumanizarnos un poco y alejarnos de la real. Y a fe que eso no es así y este año está sirviendo para desdibujar esa falsa impresión. Sigue leyendo